Tú bebes, otros beben

AUARA, cinco letras con trasparencia y sonoridad cristalina que dan nombre a la primera empresa social española que destina el 100% de los dividendos que genera a proyectos para llevar agua a quienes no la tienen.

Con la frescura, espontaneidad y entusiasmo con los que nacen los grandes proyectos, así nace AUARA de la mano de tres jóvenes emprendedores españoles.

Curtidos en su experiencia en ONG’s y con un bagaje profesional altamente cualificado para aportar al proyecto, un arquitecto, un ingeniero industrial y un ingeniero superior de minas se aventuran en el 2015 a crear una empresa social 100% solidaria.

AUARA es un agua mineral natural embotellada con mineralización débil y baja en sodio, proveniente del manantial Carrizal II en León. Esta es la definición técnica de un producto que ofrece mucho más y otorga un valor esencial al “oro azul” del siglo XXI. Su extracción de los acuíferos y manantiales se controla de forma estricta, comprobando la reposición natural del agua para evitar el agotamiento de los recursos naturales.

AUARA es una empresa social que nace con una clara convicción solidaria y proactiva en la que invita a todo el que la consume a convertir un acto cotidiano y necesario, como es el consumo de agua, en un acto solidario y extraordinario.

En España, a diferencia de otros países, no existe una normativa clara sobre el modelo de empresa social, sin embargo, es sencillo explicar el modelo escogido por AUARA. La empresa destina el 100% de los dividendos que genera a proyectos sociales que tienen el agua como base en lugares de pobreza.

Además, como empresa social posee muchos otros valores esenciales de responsabilidad, no sólo social, sino también medioambiental.

Según los últimos informes presentados, el consumo diario de botellas de agua embotellada en el mundo ronda la increíble cifra de 288 billones de litros anuales. Estos datos dan un valor esencial al especial cuidado por el impacto medioambiental del embotellado y distribución de AUARA. La botella de AUARA está producida en la UE con el uso de un 100% de rPET (PET reciclado).

Esto significa que no se requiere extraer nuevos recursos fósiles para su fabricación, sino que se otorga una segunda vida a materiales ya utilizados. El diseño de la botella además ha tenido en consideración la búsqueda de la eficiencia del cubitaje para optimizar el transporte.

El resultado es un 20% más de producto por palet tradicional.

AUARA, siguiendo esta coherencia, tampoco se exportará para no aumentar su huella medioambiental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *